harina integral si, harina blanca no

harina integral si, harina blanca no

Empiezo con una diferencia clara. La harina integral se hace con los granos enteros del cereal, a la blanca le quitan el germen y el salvado, lo que queda es practicamente almidón  ( carbohidratos) y alguna proteina.

Los fabricantes de alimentos son conscientes de que la gente busca los alimentos más saludables al hacer su compra. También saben que el pan blanco está cayendo en desgracia, frente al integral, por parte de los consumidores. Entonces ¿por que siguen empeñados en hacer pan blanco, con harina blanca, refinada?

Por tres razones muy claras:

1. El coste: La industria alimentaria saca mucho más beneficio separando por un lado los salvados vendiéndolos por un lado y por otro los aceites y la fibra. Resulta mucho más económico.

2. La apariencia de la harina: La harina que se obtiene es fina y con un color homogéneo. Es a la harina que estamos acostumbrados a pesar de estar llena de calorías vacías.

3. Dura más: La harina integral y el germen del cereal al contener ácidos grasos se estropea antes, pero al extraerlo dura mucho más sin estropearse. Se ha confirmado que en los sitios donde se guardan los sacos de harina blanca no entran insectos, por algo será.

Un grano entero de un cereal consta de tres partes:

Endospermo: es la parte de mayor tamaño (aproximadamente 83%) y está formada en su mayoría por almidón (carbohidrato) y algo de proteína.

Cascarilla o salvado: equivale al 14.5% del grano y contiene la mayor parte de fibra, vitaminas del complejo B y hierro.

Germen: representa el 2.5% del grano, es rica en ácidos grasos esenciales, Vitamina E, vitaminas del complejo B y minerales como el magnesio, zinc, potasio y manganeso.

La harina integral es aquella que se obtiene cuando se muelen los granos de trigo entero, simplemente para que pueda ser más comestible y digerible y su color es amarronado, como los cereales que la componen. Si a la harina integral le quitamos el salvado y el germen, que contienen la fibra, el hierro, ácidos grasos esenciales y minerales, tenemos la harina blanca, refinada.

Resumiendo, la harina blanca es un alimento que solo contiene muchas calorías, pero que no contiene nutrientes que merezcan la pena para el organismo. Básicamente la harina blanca es almidón. A muchas personas los alimentos hechos con harinas blancas les engordan mucho, debido a su alto índice glucémico.

La harina blanca refinada puede llevar colorantes alimentarios de color marrón y un poco de salvado añadido para dar la impresión de que es lo que no es.

publicado en 15/06/2015 Home 0 1234

Deja un comentarioDeja una Respuesta

Usted debe ser conectado Publicar un comentario.

Últimos artículos en mi blog

Anterior
siguiente