la cúrcuma

Se trata de una planta con una historia milenaria, ya que ha sido utilizada tanto en la cocina como sazonador de alimentos, como en la medicina para remedio de males, desde hace más de 4000 años.

 

El término Cúrcuma se utiliza para denominar tanto a la planta como a la especia derivada de los rizomas de la planta. Su nombre científico es Cúrcuma longa y es una planta perenne que pertenece a la familia del jengibre.

Su condimento procede de la raíz con carne naranja de la planta. Entre sus compuestos destaca la curcumina, un potente ingrediente de pigmento amarillo anaranjado responsable de la mayoría de los efectos beneficiosos de la planta y que le da, además, su peculiar color.

 

curcuma_raiz.jpg

Dado que la especia posee un color amarillo intenso, se emplea como un colorante natural para los alimentos (quesos, mantecas, licores y dulces) y en muchos casos, es la raíz de esta planta el secreto de la coloración y sabor de diversas salsas y guisos muy característicos del Medio Oriente, como el curry y de la salsa mostaza norteamericana.

 

También se utiliza para teñir de color amarillo-naranja telas, papel, cuero, lacas, barniz etc..

La cúrcuma puede ayudarnos a dar un toque exótico y muy sabroso a los platos. Porque, "culinariamente" hablando, también podemos darle muchos usos diferentes. 

A continuación, veremos como podemos incluirla en nuestra alimentación, pero siempre tengan en cuenta que lo ideal es consumir no más de 5 gramos al día (una cucharadita de café), debido a que se recogieron algunos testimonios de malestar estomacal pasajero cuando la ingesta fue excesiva.

  • Uso como colorante: en ocasiones se utiliza como sustituto del azafrán para dar color a los platos.

  • Su sabor es ligeramente dulzón con un matiz picante y amargo. Tiene un aroma suave lo que permite dar un toque particular al plato sin alterar demasiado el sabor. También puede sustituir al jengibre, ya que su sabor es parecido

  • Combinar con otros alimentos: la cúrcuma combina bien con un amplio abanico de platos como arroces, guisos, ensaladas, pastas y platos de carne o pescado, puré de papa, berenjena, zapallo, sopas de vegetales, quesos de semillas, verduras salteadas, papas al horno, etc.

Se debe guardar en un frasco de cristal hermético, en un lugar fresco y seco.

 

Es muy importante tener en cuenta que un aspecto que reduce la eficacia de la curcumina es que tiene una baja absorción por el organismo. Sin embargo, una molécula de la pimienta, la piperina, aumenta más de 1.000 veces la absorción de curcumina. Luego, se aconseja emplear la cúrcuma acompañada de pimienta, en proporción aproximada de 2 partes de cúrcuma por 1 de pimienta (mejor negra).

 

 

Utilización de la Cúrcuma en la Cocina:

Se machaca en un mortero y con el polvo se emplea para varias cosas: como sustituto del azafrán para darle color a los platos.

Es ideal emplear la cúrcuma en preparaciones de guisos en todo tipo de carnes, caldos, sopas o cremas, puré de papas o huevos revueltos, arroz, pastas, lentejas, garbanzos, frijoles, etc. Como condimento y conservante de embutidos cárnicos, encurtidos y salsas. Si va a preparar pollo frito es bueno mezclar la cúrcuma con la harina de trigo para rebozarlo; adquirirá un bonito color dorado y mejorará sus características de color, sabor y aroma.

Leche de cúrcuma

Esta receta se usa como un remedio popular de la India para los resfriados, la tos, la secreción nasal por alergias, la irritación de la garganta e incluso el asma (para aliviar los síntomas, beber una taza de leche caliente de cúrcuma dos o tres veces al día).

En su forma más básica, la leche de cúrcuma es simplemente una taza de leche calentada con aproximadamente la mitad de una cucharadita de cúrcuma en polvo. 

Muchas recetas incluyen, también, una pizca de pimienta negra, sal, azafrán, cardamomo, comino, canela y/o jengibre en polvo. 

Un poco de azúcar, miel o jarabe de arce compensa la astringencia de la cúrcuma.

  • Súper Té desintoxicante con Cayena, Jengibre y Cúrcuma

La mezcla de los ingredientes de este maravilloso y saludable té junto con agua de limón, resultan en una combinación anti-inflamatoria, antioxidante,y ayudan a limpiar el sistema linfático.

Ingredientes:

- 2 pulgadas en trozo de jengibre fresco.

- 2.3 pulgadas de trozo de raíz de cúrcuma fresca o bien 2 cucharaditas de polvo de cúrcuma.

- 1-2 pizcas de pimienta de cayena (o pueden hacer un jugo con 1/2 chile habanero o jalapeño)

- 4 limones (3 para extraer el jugo y 1 para cortar en rodajas como guarnición)

- 3 gotas de estevia líquida (opcional)

- 2 litros de agua

Preparación:

En un extractor de jugos, extraer el jugo de la raíz del jengibre, de la cúrcuma y de los 3 limones.

En una jarra grande añadir ese jugo en alrededor de 2 litros de agua, las gotas de estevia (opcional), un par de pizcas de cayena y las finas rodajas de limón. Mezclar bien con una cuchara de madera y ajustar sabores al gusto. Dejar reposar durante unos 10 minutos antes de servir para que la mezcla de sabores se integre. Dura unos 5 días en la heladera.

Pueden disfrutarlo a temperatura ambiente o con hielo. ¡Este té es dulce y picante!

publicado en 15/10/2014 Home 0 1300

Deja un comentarioDeja una Respuesta

Usted debe ser conectado Publicar un comentario.

Últimos artículos en mi blog

Anterior
siguiente